Monday, February 29, 2016

Mi Lugar Secreto.


Las constantes necesidades de las personas que amas pueden hacerte sentir cansado al punto que algunos días sentirás ganas de salir huyendo.
¡HUYE! ¡CORRE!  .....Pero hazlo hacia Dios. 
Tal y como lo hizo Jesús.  "Jesús subió a un cerro para orar a solas". Mateo 14:23
Cuando las constantes necesidades de las personas que El amaba le cansaban y le debilitaban El se apartó de la multitud, a un lugar secreto a tener comunión con su amado Padre.
Allí, en el lugar secreto Jesús encontró refugio, comprensión, frescura, alimento y nuevas fuerzas.
Así es que cuando te sientas cansado y debilitado por las constantes necesidades de los que amas... huye, corre...a tu lugar secreto y hallarás nueva fuerza física y espiritual para continuar en esta jornada de la vida.
 ♥♥sivia Pérez-Gingerich♥♥







Hijos del Rey.

Como Hijos del Rey Somos:



 Hijos de Dios
Romanos 8:16 “y este mismo Espíritu se une a nuestro espíritu para dar testimonio de que ya somos hijos de Dios

Rescatados de las manos de Satanás
Salmo 107:2 “Díganlo los que el Señor ha salvado, los que salvo del poder del enemigo.”

Perdonados
Colosenses 1:13-14 “Dios nos libró del poder de la obscuridad y nos llevó al reino de su amado Hijo, por quien nos salvó y nos perdonó de nuestros pecados.”
                                 
Salvos por Gracia a través de la Fe
Efesios 2:8 “Pues por la bondad de Dios han recibido ustedes la salvación por medio de la fe. No es esto algo que ustedes hayan conseguido, sino que les ha sido dada por Dios.”

Justificados
Romanos 5:1 “Así pues libres ya de culpas gracias a la fe, tenemos paz con Dios por medio de nuestro Señor Jesucristo.”

Apartados
I Corintios 6:11 “Pero ahora ya han sido limpiados y consagrados a Dios, ya han sido librados de culpa en el nombre del Señor Jesucristo y por el Espíritu de nuestro Dios.”

Silvia Pérez de Gingerich

             

Saturday, February 27, 2016

¡NO ES JUSTO!



 “Cuando yo era niño, hablaba como niño, pensaba   y razonaba como niño; pero al hacerme hombre, dejé atrás lo que era propio de un niño.” 
1 Corintios 13:11

Algunas veces tus hijos pensarán que eres injusta porque no les dejas hacer las cosas que el resto de la gente hace.
Ellos no entienden que tú solamente estas tratando de protegerlos del dolor, de los peligros y de los desacuerdos que el resto de la gente no ve.
 Pero no te desanimes porque, primeramente, ellos deben crecer y aprender. Y después ellos entenderán el porqué de los "NO".
Muchas veces nosotras mismas somos como nuestros hijos que no entendemos las reglas, los "NO" que Dios nos da en su Palabra.
A veces también pensamos que no es justo.
Pero si continuamos hablando con Dios y estudiando su Palabra, entonces... creceremos y aprenderemos y algún día entenderemos.

“¡Qué profundas son las riquezas de Dios, y su sabiduría y entendimiento! Nadie puede explicar sus decisiones, ni llegar a comprender sus caminos.” Romano 11:33

Silvia Pérez-Gingerich